Historial de Boletines Informativos GMP
Redes Sociales
Boletín Año VI No.VI, CDMX 19 de Diciembre 2017

La importancia de tener un plan de protección civil en la empresa

Recientemente en México, nos dimos cuenta de lo importante que es contar con un plan de contingencia en la empresa. Derivado del terremoto del 19 de septiembre de 2017, la Ciudad de México se volvió un caos, nos dimos cuenta de que no estábamos preparados para una emergencia de esa magnitud.

Si bien, en la mayoría de las empresas estamos capacitados en cómo actuar en el momento de la emergencia, no hay preparación para un después.



En la mayoría de los casos, cuando ocurre un sismo o se activa la alarma de incendios, evacuamos y minutos después de corroborar que no hay ningún riesgo, todo vuelve a la cotidianidad; el trabajo, las clases, el transporte, todo sigue su ritmo. Pero, ¿qué hacer si no ocurre así, si la cotidianidad no regresa, si hubo daños, si hay heridos?.

La protección civil, busca preservar el bienestar en las amenazas, apoyado de la experiencia en eventos anteriores. Es un conjunto de prácticas y hábitos que deben ser permanentes, independientes de un evento.

Lo que aprendimos después del 19S.

  • • La importancia de los simulacros.
  • • Es importante contar con la información de contacto de todos nuestros colaboradores de manera accesible, para que desde donde nos encontremos podamos ponernos en contacto con ellos y saber que se encuentran a salvo.
  • • Tener información de quiénes se encuentran dentro de las instalaciones en el momento del siniestro (incapacidades, vacaciones, consultores).
  • • Tener un plan de contingencia, que especifique.

        1. ¿Qué se debe hacer inmediatamente después de un terremoto o incendio?

        2. ¿Cuándo se reanudan labores?

        3.¿Quiénes pueden hacer “home office”?

        4. ¿En cuánto tiempo termina el plan de contingencia?

        5. ¿Qué sucede cuando se suspendan clases?

  • • Las redes sociales son un apoyo en la comunicación durante la contingencia.
  • • En comparación con el terremoto de 1985, estamos más preparados; contamos con una alerta sísmica y la cultura de prevención que se enseña desde la educación básica, lo que ayudó a que el número de víctimas fuera menor.

Nunca se termina de estar preparado para un gran desastre, pero debemos asegurarnos de contar con las herramientas que estén a nuestro alcance para disminuir los daños.

Elaboró:
Ana Susunaga
Gerente de Recursos Humanos

Regresar la página inicial



Noticias | Artículos | Empresa | Productos | Editorial | Entrevistas | Responsabilidad Social | Deportips | Cultural | Presteza Beneficios | Diretorio |
Comentarios y sugerencias | Aviso de Privacidad