Historial de Boletines Informativos GMP
Redes Sociales
Boletín Año VI No.VI, CDMX 19 de Diciembre 2017

Home office, ¿una opción para tu empresa?

Una realidad en nuestro país es que aún no contamos con legislación clara al respecto, si bien hay algunos artículos en la Ley Federal del Trabajo que hacen mención del tema, la información aún es muy difusa.

El llamado “home office” es una tendencia cada vez más frecuente en los centros de trabajo, por practicidad, por reducción en costos hacia la empresa (aunque sean menores) y por las nuevas generaciones, las cuales al nacer inmersos en un ambiente tecnológico, asumen el home office como un hecho, apoyado además de las tecnologías que facilitan su implementación.


Independientemente de lo anterior, no todas las empresas están preparadas para implementar este esquema de trabajo, ya que dependerá de la cultura organizacional, del giro de la empresa, así como de tener políticas, procedimientos y reglamentos que permitan el buen uso de este esquema de trabajo.

Este esquema de trabajo implica trabajar a distancia, no necesariamente desde casa como la traducción lo indica. El trabajo a distancia puede desarrollarse desde un ambiente que el trabajador considere propicio y apto para su desempeño, pudiendo ser una cafetería, una biblioteca o su casa.

Así como no todas las empresas son candidatas a implementar home office, es verdad que tampoco todas las personas lo son. Esto dependerá de la edad, de la situación personal, de su personalidad y del tipo de trabajo que desempeñen.


Algunas de las ventajas que el home office otorga a la empresa son:

  • • Es percibido por los colaboradores como un salario emocional, ya que facilita el balance trabajo – familia y genera más arraigo en la empresa, así como menor rotación.
  • • Otorga beneficios en la productividad derivados de un menor desgaste físico y emocional al invertir menor tiempo en el transporte.

Algunas de las desventajas que el home office representa para la empresa son:

  • • Malos entendidos, derivados de la falta de comunicación interpersonal.
  • • Problemas de salud, derivados del sedentarismo.
  • • Fallas en los servicios, que interfieran con el trabajo.
  • • Que el lugar de trabajo no sea el óptimo.
  • • Distracciones.

Fuente:
Lic. Ana Susunaga
Gerente de Recursos Humanos


Regresar la página inicial



Noticias | Artículos | Empresa | Productos | Editorial | Entrevistas | Responsabilidad Social | Deportips | Cultural | Presteza Beneficios | Diretorio |
Comentarios y sugerencias | Aviso de Privacidad